Hoy tengo el inmenso honor de traeros a un grande de la comunicación. Ni más ni menos que al gran Santiago Camacho, todo un referente nacional en el periodismo y la literatura de misterio y conspiraciones.


Días Extraños, su magnífico podcast, tiene el honor de ser de los más escuchados en España y ha sido uno de los elegidos por la plataforma iVoox, en su nuevo intento de subir un escalón en la profesionalización del podcasting, que han denominado iVoox Originals.


!Dale al PLAY! Seguro que no te arrepentirás. O si lo prefieres descarga el podcast en tu móvil u ordenador.


Compártelo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Santiago Camacho, periodista y podcaster

Santiago Camacho. Días Extraños: Podcast de misterio y conspiraciones

Qué dice de él la Wikipedia…


Santiago Camacho Hidalgo es un periodista y escritor español. Sus trabajos se centran sobre todo en temas relacionados con las teorías conspirativas. Empezó trabajando en la revista Enigma con Fernando Jiménez del Oso, donde comenzó a interesarse por esos temas.1 Fundó y fue el primer director de Akasico.com, el primer portal temático en español dedicado a lo paranormal. Ha trabajado en medios radiofónicos como Radio Nacional de España y Cadena Ser, y en varias publicaciones como Generación XXI, Año Cero y Más allá. Participó en el programa de radio Milenio 3 (en la Cadena Ser) dirigido por Iker Jiménez hasta el fin de su emisión en 2015, y trabajó como redactor en su programa de televisión hermano Cuarto Milenio, emitido en la cadena Cuatro 2 hasta el final de la temporada 2017/2018 en la que anunció su salida del programa.


Ha sido el autor de varios libros y artículos, entre los que destacan Las cloacas del imperio (2004), Biografía no autorizada del Vaticano (2005), 20 grandes conspiraciones de la historia (2005), Historia oculta del Satanismo (2007), Chernóbil. 25 años después (2011), y La Troika y los 40 ladrones (2012)


Actualmente dirige y presenta el podcast Días Extraños.

¿Quién es Santiago Camacho?


Santi es un chaval de barrio que tuvo una juventud disipada y aburrida que, poco más tarde le hizo montar una empresita que no acabó de funcionar y un poco más tarde aún encontré mi camino en el mundo del misterio.


Tuve la suerte que se fijara en mi Fernando Jiménez del Oso que me dio la oportunidad de trabajar en su revista Enigma donde también conocí a Iker Jiménez


Santiago Camacho del podcast Días Extraños
Santiago Camacho

Hasta que me lancé a hacer mi podcast Días Extraños. Desde que conocí el podcast, me parece que es el mejor invento desde el agua tibia. Se puede decir que me he enamorado del medio y parece, ya que a audiencia está respondiendo que ese amor es correspondido. Es una bonita historia de amor.


Jimenez del Oso


Foto de Fernando Jimenez del Oso
Jimenez del Oso

Fernando, además de que fue un grandísimo amigo, es de esos que cuando tenías un problemón de tres pares de narices, estaba ahí.


Tenía una imagen pública de hombre serio y misterioso que no se correspondía con la persona que te encontrabas en las distancias cortas, donde te encontrabas una persona afable, cariñosa, con un sentido del humor desbordante, muy muy socarrón.


Fue un ser humano excepcional. En todos los niveles. Fue una gran pérdida. Me dijo una frase. “Nunca conozcas a tus mitos porque te vas a decepcionar. Nunca la persona está a la altura del mito». Pero en su caso la persona enriquecía al mito. Y eso es muy difícil.





Iker Jimenez y Cuarto Milenio


Las dos cosas más positivas de mi paso por el equipo de Milenio Tres y Cuarto Milenio es que la experiencia me ha enriquecido muchísimo. Con todos ellos he aprendido muchísimo y he pasado momentos absolutamente irrepetibles. 


La segunda mejor cosa es el público. Sería de una ingratitud supina en mi caso no reconocer que parte importante del éxito de Días Extraños no fuera mi presencia tanto en Cuarto Milenio como Milenio Tres.


Cuando eres un medio famosillo de la tele, la gente por la calle te para, en mi caso no mucho, pero algo me paran. Y siempre me paran con un respeto, con un cariño y una calidad que tampoco es lo común en el mundo de los famosillos. 


Iker Jimenez de Cuarto Milenio
Iker Jimenez

Lo peor. La televisión. Ya lo he dicho muchas veces. No me gusta el medio, no me gusta la gente.. y cuando digo «la gente» no me refiero al equipo de Cuarto Milenio que además todos ellos unos «rara avis» dentro de ese mundillo.


La otra peor cosa, haber sido testigo de la destrucción de un mundo en la que uno siendo freelance o escribiendo libros, como era mi caso. He sido testigo de la caída de una forma de vida, lo tengo asimilado en la parte negativa.


Salida de Cuarto Milenio


Mi salida de Cuarto Milenio fue un fin de ciclo. Ni más ni menos. Yo había empezado el año anterior con Días Extraños y esto me lleva mucho trabajo.


Cuarto Milenio de Iker Jimenez
Cuarto Milenio

Todo el proceso de hacer podcast me lleva unas treinta horas a la semana. Entre grabación, edición, documentación, buscar las músicas, etc.


Todo esto lo hago yo sólo, bueno últimamente está colaborando mucho Francisco Contreras que me está ayudando mucho. Esto es como el hombre orquesta. Ocupo todos los cargos de la empresa, desde el que barre hasta el director de la empresa, el redactor, el editor…


Llevaba catorce años en un medio que ya he dicho que no es lo que más ilusión me hace del mundo. Me gusta mucho más la radio porque yo adoro el micrófono. Mucho más que no salir un rato en la tele.


Además, surgió entre la dirección del programa y yo un gran desacuerdo por una cuestión laboral y llegamos a un punto en que las dos posturas no iba a ningún sitio. Pues, cada uno por su lado y todos tan amigos. No ha habido ningún mal rollo ni nada chungo ni truculento que contar.


Mi faceta de escritor


Entre 2001 y finales del 2005 yo era escritor «full time». Sacaba un libro o o dos al año en aquella época y eso me daba para vivir. Pagaba la hipoteca, tenía para comer y vestir y poder irme alguna vez de vacaciones.. vamos, como cualquier hijo de vecino. 


Ha cambiado mucho el mundo de las editoriales que ahora se han convertido en fábricas de papel. Editar un libro hoy día es mucho más barato que antes. Se han abaratado mucho los costes de producción. 


A día de hoy, si escribiera un libro seguramente que me lo tendría que autopublicar por mi cuenta. El mundo de la distribución ha cambiado mucho desde la llegada de Amazon, ahora muchos libros no llegan a las librerías. 


Una historia que mucha gente no sabe es que, evidentemente, el autor de un libro es el que menos dinero se lleva de la venta de un libro. Es un negocio en que la mayor parte se la lleva, el editor, incluso el librero se lleva más que el propio autor.


Días Extraños


Días Extraños es un programa que habla de cosas extrañas. En principio quería ser un programa de radio y tuve la idea mucho tiempo aparcada.


La verdad es que vivimos una época excepcionalmente extraña. Vivimos una época de crisis muy larga que lo facilita. La historia es que pasan cosas tan extrañas que a los medios serios ni se les ocurre echar el ojo sobre ellas. Ahí está Días Extraños para hacer una crónica de todas esas cosas.


Yo provengo del tema del misterio y no reniego de ello, por eso una parte de Días Extraños se hablan temas de misterio pero yo lo veo más como un gabinete de curiosidades, de rarezas. 


Lo digo sin ser pretencioso, es un programa de autor. Son las cosas que me interesan a mí, que me interesa primero aprenderlas y luego contarlas y tengo la inmensa suerte que parece que hay mucha gente que le gustan. Pues miel sobre hojuelas, yo me divierto un montón haciendo los programas y a la gente le interesa. Pues ya está, ya tenemos el negocio perfecto montado. 



Alguna vez me han definido con la curiosa palabra de «extrañólogo». Hace mucho tiempo colaboré en un magazín nocturno donde contaba las mismas cosas raras que las que explico a día de hoy en Días Extraños. Ana Solanes que era la directora y presentadora del programa me presentaba… «con todos vosotros, el Extrañólogo». Y yo pensé: «Ostras, pues la verdad que sí». 


Porque contaba tanto un tema de misterio clásico como las caras de Velmez, como el caso verídico de una señora en Suecia que se estaba comiendo un perrito caliente y cuando echó ketchup en el pan le cayó un pene en el pan, justo además con la forma donde tenía de ir.


Evidentemente, aunque era un caso súper dramático, porque se trataba de un pene humano, aquello provocó un ataque de risa que duró unos cuantos minutos. El técnico tuvo que poner música porque no éramos capaces de seguir con el programa.


Las leyendas urbanas han hecho y siguen haciendo mucho daño. Han existido siempre, pero ahora cuando se han empezado a industrializar, con las fake news, te pueden poner un descerebrado en la Moncloa, o en la Casablanca.


Perra de Satán


Es una fuerza de la naturaleza. Es una criatura que o la aborreces o le coges un cariño tremendo. Porque tanto ella como el personaje, su «alter ego», ambos tienen un punto de ternura muy importante.


Foto de Perra de Satán del podcast Días Extraños
Perra de Satán

Ella me seguía en Twitter, yo en cambio no la seguía a ella pero un día me pasé por su muro y vi un montón de cosas, vi un diamante en bruto. Tiene una bis cómica muy particular, una forma curiosa de ver las cosas y una naturalidad y una frescura muy interesantes. Ahora se va a estrenar como monologuista.


Descubrí en Milenio Tres, y luego haciendo Días Extraños que cuando hay momentos muy desagradables, porque hablas de gente muy mala que hace cosas muy malas, asuntos muy turbios… cuando tienes un programa así con dos horas de miserias no le puedes decir al oyente «ahí te quedas».


Es como cuando vas a un restaurante y después de una comida muy copiosa, pides un sorbete de limón al cava. Actúa como desengrasante, para ayudarte a hacer la digestión. Perra de Satán es ese sorbete de limón.


Disonancia cognitiva


Hubo gente que al principio no le gustó mucho la idea, porque no entendían muy bien el humor o no sé. Hay una cosa que se llama la disonancia cognitiva y la tengo muy estudiada. Cuando a la gente la descolocas demasiado, la desconciertas, la reacción muchas veces es muy visceral, porque a la gente aunque sea en algo tan banal como un podcast, no les gusta que les saques de su zona de confort.


A quien no le guste la sección de Perra de Satán, la puede saltar. O, como es la última antes de acabar el programa tampoco se pierden mucho si se van. Bueno si, una selección de buenas canciones que pongo al final de cada programa.


Escucha Al borde del ABISMO en iVoox


El guión de podcast. ¿Con o sin guión?


En Días extraños no hay nada guionizado. No escribo un guión de podcast porque yo he conocido a locutores de radio que leían maravillosamente, leían y no se les notaba. En cambio yo si me pongo a leer  un guión se me va a ver el plumero tela marinera.


Yo sé lo que quiero contar, y aún así hay veces que se me va la pinza. Sé lo que quiero contar y en que orden quiero contar, entonces lo que hago es tomar notas. Tomo notas de la introducción y de los temas que quiero tratar pero voy saltando de nota en nota.


En Días Extraños, digámoslo así: guionizado nada pero anotado todo. Es decir, un híbrido. 


Monetización de iVoox


A día de hoy vivo exclusivamente de lo que gano haciendo Días Extraños. Yo me intento ganar la vida como buenamente puedo, que tampoco es mucho. La tercera hora, a nivel de descargas está funcionando bastante bien. No considero que la tercera hora sea un programa de pago. Es un agradecimiento.


Captura de pantalla de escuchar podcasts en iVoox
iVoox

Cuando empecé a monetizar el podcast, que fue el verano pasado coincidiendo con mi salida del programa Cuarto Milenio. La verdad es que necesitaba unas vacaciones. Y ese periodo no podía grabar mucho por eso.


Yo ya tenía unos mecenas, que no eran pocos, que pagaban una cuota y a cambio no recibían nada. Pensé que tenía que hacer algo porque esa gente se merecía un agradecimiento. 


Yo lo único que tengo para agradecer, es mi trabajo. Nadie puede decir que sale perdiendo con La tercera hora, porque siguen teniendo y seguirán el contenido gratuito, y los mecenas pues se llevan esa tercera hora.


iVoox Originals


iVoox Originals es la primera parte de un proyecto que Juan Ignacio Solera y los chicos de iVoox me propusieron hace días y que va en la dirección de la profesionalización del mundo del podcast. 


Logotipo de iVoox originals
iVoox Originals

A mi iVoox es la que me da la pasarela de pago para que la gente pueda hacer esas contribuciones, es la que me ayuda a segmentar el contenido para oyentes Premium del contenido gratuito, etc.


Yo nací en iVoox porque llevo ahí desde el principio, así que iVoox me lo ha dado todo. Entonces había un punto muy extraño porque iVoox es un negocio muy caro de mantener   y a mi me parecía que ellos sacasen un beneficio con mi trabajo me parecía justo. Me sentía en deuda con ellos. 


La gente se queja mucho, y la verdad que con razón, porque a partir de ahora todos los podcasts de iVoox Originals, sólo se van a poder escuchar desde la aplicación de iVoox que a vecesha tenido sus fallos. 


Pero en poco tiempo va a llegar la nueva versión de la aplicación. Yo he probado la beta y tiene muy buena pinta.


IVoox Premium


En breve se estranará iVoox Premium que será el Netflix de los podcasts. Hay gente que puede ser fan de Días Extraños y colaborar con Días Extraños. O gente que no, que dice: «a mi me gustaría acceder al contenido Premium de «La Órbita de Endor», de «Días Extraños» o de «Casus Belli» o del podcast que sea».


Entonces habrá una pequeña cuota mediante la cual podrás acceder a todos esos contenidos Premium sin suscribirse específicamente a todos esos podcasts.  


Conspiraciones


Siempre se me ha acusado de que yo defiendo que el hombre no llegó nunca a la luna. Lo cual no es cierto. Yo sólo apunté que había un montón de gente que creían que esto no era así.


Hace más de un año entrevisté a un célebre terraplanista español, por supuesto yo no creo que la Tierra sea plana, pero me resulta muy interesante lo que piensa esta gente. Yo le pregunté a esta persona: ¿Todo esto es un rollo religioso, verdad? Y me admitió que sí. 


Fotomontaje de la Tierra con apariencia plana
Terraplanismo

También he escrito mucho de satanismo y a mi como opción personal ni me va ni me viene, pero como materia periodística me parece fascinante por mil historia. Pero nunca voy a tener en mi casa un altar al diablo… pues con los terraplanistas me pasa lo mismo.


Desconfianza en el sistema


El hecho de que los terraplanistas sea una opción en alza nos habla de muchísimas cosas. Primero por la confusión que hay gracias a un medio como internet, que tiene sus taras, como por ejemplo que cualquier mensaje, sea de la materia que sea, llegan a un gran público.


También nos habla de la tremenda desconfianza de la gente hacia el sistema en general, medios de comunicación, periodistas, etc. Realmente no tienen culpa de ello ya que el sistema nos ha engañado muchas veces.


!Dale al PLAY! Seguro que no te arrepentirás. O si lo prefieres descarga el podcast en tu móvil u ordenador.


Pasa lo mismo con el creacionismo que defienden que la vida en la tierra sólo existe desde hace cuatro mil años, cuando hay huesos de dinosaurio que tienen más de setenta u ochenta millones de años. Y ellos te dicen que Dios creó la Tierra hace cuatro mil años con los huesos ya puestos…


Según los terraplanistas la Luna es una pelota de 400km de ancho que está a tiro de piedra de aquí y el Sol es una bombilla grande.


Jimmy Savile


Vendría a ser el equivalente de una mezcla entre Joaquín Lucky, José María Iñigo y Dios. Era el disckjockey más influyente de Reino Unido. Era el director de Top of the pops, si no  salías en ese programa no eras nadie. Le nombraron Sir en su momento como se le hace a las grandes personalidades británicas. Además era un filántropo, un benefactor público… hasta que se murió. 


Cuando murió se descubrió la verdadera faz de este individuo y es que era un depredador sexual de menores y que además tenía una perversión particular que era abusar de enfermos terminales en instituciones  de salud públicas, donde tenía libre acceso porque precisamente era el benefactor que las financiaba. Un caso absolutamente repugnante.


Foto de Jimmy Saville podcast días extraños
Jimmy Saville

A mí siempre me ha gustado estudiar el mal para intentar comprenderlo, pero a esto en concreto nunca le he encontrado una solución satisfactoria, es la pedofilia, el abuso de menores que, por desgracia es tan frecuente, que no lo acabo de entender. 


Antes hablaba del satanismo. Sólo hay dos técnicas sexuales que los satanistas reniegan y lo hacen además de forma muy explícita,: el abuso de menores y las prácticas con animales. Algo tan asqueroso como para que los satanistas renieguen de ello me parece el no va más.


Otra entrevista a Santi


Aprovechando que tenía a un referente de la comunicación como Santiago Camacho al otro lado del micro y sabiendo que es un podcaster que se autoproduce sus podcasts, no podía dejar la oportunidad de hacerle unas preguntas para otro de mis podcasts, dedicado a quien se quiera iniciar en esto del podcasting.


La principal vocación de PODCASTING para PRINCIPIANTES es hacer llegar el apasionante mundo de los podcasts a todas aquellas personas que estén interesadas en el tema pero que no saben ni por dónde empezar


Para ello, en cada nuevo capítulo intento darte nuevos datos e información sobre este cambiante mundo del podcasting. Y para aumentar la efectividad y la pluralidad de esta información, cada mes te traeré una entrevista con un podcaster diferente que nos explique sus trucos y estrategias.


En esta entrevista Santiago nos habla del presente y el futuro del podcasting, de a quién le recomienda hacer un podcast, así como de las grandezas del medio, del cual se siente un enamorado y un ferviente evangelizador.


Ahora te recomiendo que le des al PLAY. No te arrepentirás…


Si lo prefieres, descarga el podcast en tu ordenador o móvil.


Podcast recomendado


El podcast que te recomiendo hoy esa Elena en el País de los Horrores de una antigua entrevistada de este este programa, la gran Elena Merino.


Y en el próximo capítulo de Al Borde del ABISMO tendremos a otro grande del podcasting, Molo Cebrián del aclamado podcast Entiende tu mente. Y sobre todo y como siempre… ¡larga vida al podcasting!