Coincidiendo con el capítulo diez, tenemos un invitado diez. Hoy tengo el inmenso placer de sentar AL BORDE DEL ABISMO al creador del fantástico podcast La Academia de Marketing Online. El gran Oscar Feito que nos explicará, entre muchas otras cosas, los secretos de cómo construir un negocio rentable en internet.


Nuestro invitado de hoy es un auténtico picapedrero de los negocios digitales, emprendedor incansable, blogger de prestigio, podcaster entusiasta y, por encima de todo, una persona súper generosa, siempre dispuesta a echar un cable y dar luz a tus oscuridades con sus incontables talentos.

Compártelo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Oscar Feito

Oscar Feito. Cómo crear un negocio rentable en Internet

CAPÍTULOS


INTRODUCCIÓN: Min 00 a 05:59
ENTREVISTA: Min 06:00 a 61:44
DESPEDIDA: Min 61:45 a 64:45




EXTRACTOS ENTREVISTA OSCAR FEITO


Buenos días Xavi. Estoy súper bien y más con esa introducción que me has hecho, con esa generosidad que tienes. Estoy encantado de estar aquí.


Yo empecé en todo esto por accidente. Yo iba para banca reinversión. Estudié Económicas en Londres y empecé a trabajar en un banco de inversión en La City.


Nada que ver con internet, que no lo usé hasta mi primer trabajo y porque me obligaron. No lo había utilizado ni en la universidad. Alguien que nos escuche hoy en día, esto le suena a chino.



Logo de Amazon
Foto: actuall.com



En el banco, casualidades de la vida, me tocó preparar operaciones de salida a bolsa de empresas de internet que, por aquel entonces, estaba creciendo muchísimo.


Fue antes de la burbuja cuando empezaron a salir a bolsa empresas como Amazon. Por aquel entonces era algo como muy surrealista. Pensé… esto tiene un potencial extraordinario.


En el banco, enfocaban internet como un sector. Te podían tocar empresas como las aerolíneas, del sector del gas o de internet.


Pero vi que internet era algo más que un sector. Era algo transversal que estaba afectando todo… las comunicaciones, el transporte, la logística, el comercio, el ocio… era algo que podía transformar muchos sectores.


De Terra a Shopall



Al volver a a España estuve trabajando en Terra, uno de los mayores portales de internet del mundo, perteneciente al grupo Telefónica.  Fue a finales de los 90 o principio de los 2000.


Empecé en el departamento de comercio electrónico. Era muy gracioso, porque todo se estaba aprendiendo sobre la marcha. Estuve menos de un año.


Con la inconsciencia de la juventud, con otros dos compañeros de trabajo, dijimos… ¿Y porqué no montamos una empresa? ¡Pues vale!


De ahí nació mi primer negocio en internet, una red de publicidad que llamamos Shopall.


Por un cúmulo de errores y de mucha ilusión y poco conocimiento de lo que estábamos haciendo, al final la cosa salió bien.



Hacíamos publicidad contextual. Mostrábamos anuncios relacionados con la temática de la página. Algo que hoy en día parece muy obvio pero que, en aquella época era una megarevolución.


En lugar de matar moscas a cañonazos, segmentamos la publicidad en base al contenido de la página. Hoy en día es más sofisticado porque se hace en función del comportamiento del usuario, no del contexto de la página.


Si veo una web de viajes y luego visito una de deportes, probablemente me van a mostrar anuncios de viajes, aunque esté en una página de deportes, porque entienden que es más importante mi comportamiento previo que el contexto.


Shopall se vendió en 2010 al grupo Antevenio, que es una multinacional de marketing online muy conocida y, al poco tiempo, monté lo que es hoy en día La Academia de Marketing Online y mi propia marca personal, que es a lo que me dedico actualmente.


Inglés nivel nativo


De pequeño vivía en Estados Unidos porque, cuando tenía cuatro años, mi padre se fue a trabajar allí. Entonces, claro, yo fui a un colegio norteamericano, pero de barrio. Era el único extranjero del colegio.


Con cuatro años aprendí inglés nativo. Fue una suerte. Soy bilingüe, pero para mi no tiene ningún mérito. Tiene mucho más mérito alguien que se lo ha currado, ha estudiado y, más o menos, chapurrea el inglés.



Volví a España con ocho años y bilingüe. Para que no perdiera el idioma, mis padres me metieron en un colegio inglés, que no es como los de ahora, que dicen que son ingleses y te dan sólo dos clases en inglés.


Daba todas las materias en inglés, menos Lengua española y Geografía e Historia. Estudié todo el sistema académico así. No hice selectividad, hice bachillerato inglés y el acceso a la universidad anglosajón.


Acabé en la London School of Economics que es una de las universidades más destacadas de Finanzas y Económicas, con algunos profesores que serían Premio Nobel de Economía.


Tuve de profesor de Historia a Paul Preston, un historiador e hispanista muy famoso que ha escrito muchas biografías. Éramos sólo seis o siete alumnos por clase. Era otro tipo de formación.


Estuve seis años viviendo en Londres. Estudié toda la carrera y mi primer trabajo también fue allí.


El marketing online


Es curioso porque a mi, el marketing me parecía que era lo que hacía la gente que no valía para otra cosa. No me da vergüenza decirlo porque ahora es lo que más me apasiona del mundo y lo encuentro súper útil.



Por suerte, he madurado y ahora veo que es fundamental para todo.


Por mucho conocimiento que tengas de negocios y mercados, si no lo sabes vender, si no sabes generar interés y no sabes ponerlo en las manos adecuadas, ¡no sirve para nada!


Hay mucha gente que me llega con una gran idea de negocio, productos fantásticos increíblemente programados pero, lo lanzan y se sorprenden porque no viene nadie.


Hay gente que dice… Los pop-up o los mensajes automatizados, son malos. Yo simplemente pienso que tenemos acceso a una serie de herramientas y, cómo las utilicemos y cómo de agresivos seamos, depende de cada uno.


También es verdad que, como usuario, veo cosas que no me gustan. Que, probablemente, son muy efectivas y generan mucho dinero… que yo soy el primero a favor de ganar mucho dinero, porque al final, estamos construyendo negocios.


Ayudar y aportar valor


Monté Shopall, que era una startup con muchos trabajadores y oficinas y la vendí porque sentía que lo que hacía no tenía significado.


Podía facturar mucho pero no me sentía especialmente realizado. No me aportaba mucha gratificación. Notaba que no estaba dejando huella.



Manos de varias personas entrelazadas
Foto: gq.com.mx



En base a lo que he aprendido todos estos años me pregunté… ¿Qué puedo hacer con todo esto? Y llegué a la conclusión que podía compartirlo con gente para ayudarlos a crear negocios increíbles.


Yo no puedo crearlos todos. Ayudando a esas personas, yo puedo ganar dinero y ellos también. ¡Es muy gratificante!


Le dedico mucho tiempo a la gente, algo que muchos recomiendan que es mejor no hacer. A lo mejor, algún día lo tengo que dejar de hacer, porque si estoy tres horas al día respondiendo mails y no me aporta nada, debería dedicarlas a buscar negocio o ganar dinero de otra forma.


No quiero tener un millón de visitantes, ni siete millones de seguidores en Facebook… quiero tener un grupo de personas que sepan que yo les puedo ayudar. Eso implica volcarte con esas personas.


Si no puedo llegar a cincuenta mil pues serán quinientas. Pero trabajar mucho más, interesarme por ellas y ver que avanzan y consiguen cosas.


Soy incapaz de venderle a alguien un curso que no va a aprovechar, o que no lo va a hacer, o que es demasiado avanzado para él. Yo prefiero decirlo. En más de una ocasión no le he vendido un curso a alguien.


Presente y futuro del Blogging


El tema de marketing online puede que esté saturado, porque la gente se va dando cuenta que no necesita ni una licencia ni un permiso especial para montar una web y decir que es coach o experto en no sé qué y puede ser convincente durante un tiempo.



Oscar Feito de oscarfeito.com
Oscar Feito



Cada vez hay más nivel de microespecialización, cada vez hay más médicos o profesores que montan un blog, es como la tarjeta de visita de los años 80 y 90.


freelances, el cerrajero, el carpintero… los autónomos de toda la vida, hoy en día pueden vender sus conocimientos a través de internet y hacer un negocio online alrededor de eso.


Inevitablemente, eso hace que la red esté mucho más saturada.


Esto va a ir como una mancha de aceite afectando a profesionales en todos los sectores. No todo el mundo se podrá ganar la vida con ello, pero si que les puede proporcionar un extra.


Hay gente que domina el Excel porque lleva veinticinco años utilizándolo y, de repente, ve pone que pone un curso en Udemy o Tutelus y gana 200€ al mes. Y no necesitas ni tener una web. Puedes generar confianza en YouTube y vender cursos en cualquier plataforma online.


La gente se va dando cuenta que, con su conocimiento y experiencia pueden generar ingresos. Esto es el presente. ¿Cuál es el futuro?


La personalidad


Cada vez estará más saturada la red, cada vez va a ser más difícil separar la paja del heno y encontrar el contenido realmente de valor. Lo que cada vez va a ser más importante es la parte de la personalidad.


Hay muchos que hacen esto pensando en forrarse, cuando yo creo que el enfoque es lo que mi amigo Omar de la Fuente llama el autoempleo.


Antes, cuando heredabas el negocio de tu padre, la carpintería o lo que fuera, nadie pensaba en forrarse. Buscaban sobrevivir.



Creo que estos negocios sobrevivirán en base a la personalidad de sus creadores. Puedes decir… voy a aprender a tocar la guitarra con este chico/a de Bolivia porque tiene una forma de explicar que me gusta


Éstos son los que se van a mantener, los demás, los que querían pegar un pelotazo y ganar mucho dinero en poco tiempo, lo van a ir dejando.


Se quedarán los que combinan un contenido de valor añadido real, las personas que tengan vocación de enseñar. Y, por último, los que tengan personalidad, desparpajo. Estos tres componentes son básicos para quedarse. Habrá una criba importante.


El negocio en internet no es el blog, no es el podcast, no es YouTube… es tu marca personal, ¡eres tu! Entonces… ¿cómo se hace esto?


Público objetivo y propuesta de valor


Básicamente, tienes que identificar un grupo de personas que tienen una necesidad, lo que llamamos público objetivo, que tiene un problema o busca aprender algo. Eso es la base de todo.


El siguiente paso es desarrollar una propuesta de valor, es decir, ¿cómo puedo ayudar a estas personas? En mi caso, llevaba emprendiendo diez o doce años cuando monté La Academia de Marketing Online.



Gráfico con los elementos importantes de una propuesta de valor
Foto: yeux.com.mx



Entonces, basé mi marca personal en ayudar a otras personas a construir negocios en internet en base a mis propias experiencias y todo lo que aprendí por el camino en cuanto a la mentalidad, a técnicas y conceptos.


Lo que tienes que hacer es crear el máximo contenido posible, de la mayor calidad posible para ganarte la confianza de esas personas. Ahí es donde viene lo difícil, porque hay que demostrar tu valía.


Recomiendo a todo el mundo empezar con un blog, que es como el núcleo de la araña y, a partir de ahí, ese contenido también lo puedes hablar en formato podcast; de forma visual con un canal de YouTube o compartirlo en redes sociales… pero estamos ayudando a otra gente a conseguir algo.


Si les vas ayudando, poco a poco te vas a ir ganando su confianza y luego van a querer un curso más avanzado, o te van a pedir una sesión de consultoría o coaching.


Otra manera, es que yo a lo mejor no tengo los conocimientos o las herramientas para solucionar tu problema, pero conozco a quien si los tiene y te puedo prescribir sus productos y/o servicios.




AL BORDE DEL ABISMO está patrocinado por



Podcasting Powert


¿Harto de pasar desapercibido en Internet?


¿Te gustaría destacar sin hacer SEO ni invertir en tráfico pagado?


PODCASTING POWER es tu solución.


Haz clic sobre la imagen para saber más.




Lo que no se debe hacer


Lo que nunca se debe hacer: Construir la casa por el tejado. Es sorprendente, pero cada día recibo más mensajes de gente que lo hace así.


Siempre te dicen… He hecho este curso/mentoría porque “creo” que le puede interesar a mucha gente, Tengo “la intuición” que… Y yo pienso, ¿en base a qué? Has creado tu canal de monetización antes que tu audiencia. Entonces, ¡ya vas al revés!



Siluetas de una persona hablando ante un micro y su audiencia escuchando
Foto: yeux.com.mx



Has creado algo pero no tienes a quién vendérselo. Entonces es muy difícil porque se te ve el plumero. Para saber qué producto necesita tu audiencia, primero necesitas una audiencia, no al revés.


Te tiene que gustar tu temática porque tienes que seguir aprendiendo, investigando y tienes que hacer cosas que no te apetecen. La perseverancia es base, pero no cae del cielo. Uno persevera porque tiene un motivo para hacerlo.


Si es un motivo cortoplacista, al final, te cansas y descubres que es mucho más fácil buscar un trabajo convencional. En cambio, si te apasiona, sabes que es un viaje para toda la vida.


Pasión por Disney


Como he comentado antes, me crié en Estados Unidos. De pequeño, una vez al año, visitábamos el parque Disney de Orlando, en un viaje de miles de kilómetros en coche. Tengo grandes recuerdos de esto.



Parque temático de Disney y texto de las tres cosas que debes ver según los Disney Adictos
Foto: pinterest.es



Una vez me fui haciendo mayor, me empezó a gustar el aspecto más empresarial de los parques Disney. Cómo se gestionan y la filosofía de negocio de Walt Disney. Esto ha influido mucho mi vida empresarial.


Pensé… seguro que en España y América Latina también hay gente interesada en estas cosas. Una entrada a uno de los cuatro parques Disney en Orlando ronda los cien euros. Además, es un viaje muy caro.


Cuando alguien de España, Colombia o México que ya se van a gastar no sé cuántos mil euros entre los vuelos, el hotel, las comidas… más la entrada, digo yo que querrá investigar para aprovechar al máximo esa estancia.


Estamos hablando de un sitio con más de cuarenta hoteles, cientos de restaurantes… un viaje familiar a Disney te cuesta como un coche. Si la gente lee revistas, visita blogs y hace un estudio de mercado antes de comprarse un coche, para esto igual, ya que es un viaje de una vez en la vida.


Disney Adictos


La web que, a día de hoy sigue existiendo se llama Disney Adictos. Es una comunidad que en Facebook tiene cerca de ochenta mil seguidores, tiene patrocinadores, genera ingresos y hay varias personas que trabajan en ello.



El podcast se llama Magiadisney.com y lo creé en 2011. Está en iTunes todavía.


Sigo recibiendo todas las semanas mensajes de gente que quieren que lo retome. Ahora mismo no tengo tiempo pero, quizá más adelante lo reprenda.


Es un ejemplo de cómo algo que te apasiona, que es un hobby y es algo sobre lo que sabes más que la persona media y donde, además, hay dinero cambiando de manos.


Se puede cultivar eso y construir un negocio alrededor de ello con libros, patrocinadores, campañas…


La Academia de Marketing Online


Empecé el podcast en verano de 2014. Hice una temporada, como las series de televisión y me tomé un descanso de unos meses. Desde 2015 hasta ahora ya van doscientos y pico episodios.


Empezó como una forma de compartir contenido con el mayor número posible de personas. Tenía buen contenido en mi blog con mis experiencias pero me di cuenta que casi nadie me leía porque el marketing online es un sector muy saturado.


Entonces pensé que, si hablaba esa información, la leía, probablemente sería más fácil que la gente lo consumiera.


Si en vez de leer un artículo de dos mil palabras, le facilitaba que lo pudieran escuchar en el coche, en el gimnasio o haciendo las tareas del hogar… entonces, ¡explotó!


Los contenidos empezaron a ser más sofisticados, empecé a hacer entrevistas a personas de los cuales yo quería aprender y les hacía las preguntas que yo, como aprendiz, permanentemente quería aprender.


Carátula del podcast La Academia de Marketing Online de Oscar Feito

Luego compruebas que un artículo que no había leído casi nadie, en el podcast, empieza a generar comentarios. Que, a través de la voz, de repente si que conecta con un buen grupo de personas. ¿Por qué?


Porque, ante un mercado saturado, la gente quiere aprender, pero lo quieren hacer con alguien con el que sientan confianza.

Cuando alguien te escucha explicar algo, esa persona, o te odia o confía en ti. No hay término medio.

No es lo mismo escribir algo en el blog, que no saben ni quién lo ha escrito, que te escuchen todas las semanas durante una hora mientras van en el coche.

Eso, semana tras semana, va estableciendo una relación. Cuando me encuentro a algún oyente en un evento, es como si nos conociéramos.

Presente del podcasting
Creo que no hemos hecho más que rascar la superficie. Hay muchos creadores de contenido, bloggers, empresas, gente que tiene un mensaje que está viendo que el podcast tiene muchas ventajas.

Lo que pasa es que las barreras de entrada son un poco mayores. Cualquiera puede crear un blog gratuito con WordPress.com o con Blogger y ya está haciendo ruido.

En el podcast necesitas un micro y un equipo de audio para grabar y pagar para alojarlo en un posting especializado… Ya no es tan fácil.

A raíz de que ha crecido un ecosistema de herramientas y facilidades de todo tipo como Anchor y con los auriculares del móvil, puedes grabar un podcast totalmente gratis.

Hoy en día, con Zoom, puedes grabar una charla con alguien, lo exportas a mp3 y ya tienes un podcast. Realmente, no tienes ni que editar el audio.

… y futuro
Creo que el futuro del podcast es una explosión total de contenido en un sector donde es mucho más fácil destacar y hacerte un hueco ya que no está tan masificado y que ya ha demostrado su potencial.

Lo importante es que lo que tu estás haciendo tenga sentido. Me da igual que se llame podcast, audio o contenido hablado… en el fondo es radio.

De igual manera que hoy cualquiera con un blog puede crear un periódico, o con YouTube su propio canal de televisión, el podcast, es la radio de toda la vida. Sólo que ahora la puedes hacer tú desde tu casa, sin apenas inversión y conseguir el mismo efecto de conectar.

Hay muchos gurús del podcasting que son muy tiquismiquis con el micrófono que has de usar… mejor XLR porque los USB son de juguete, si tienes que grabar con mesa de mezclas o no y la mejor manera de comprimir y exportar los audios… ¡allá cada uno!

Creo que la base es la comunicación y conectar con las personas a través de la voz. Esto, como otros tantos, también lo utilizamos los marketers porque, obviamente, los canales no son patrimonio de nadie, cada uno tiene su público.

La dichosa monetización
Antes de monetizar, como ya hemos dicho, primero tienes que ganar audiencia, luego la confianza de tu público. Una vez hecho esto, puedes generar ingresos de distintas formas.

En el caso del podcasting, el método más nativo es el patrocinio.

Puedo tener una tienda en la calle Serrano de Madrid, que el metro cuadrado cuesta una barbaridad y, para tener la tienda llena, voy a buscar cada día colegiales y, por entrar, les regalo una piruleta.

Tendré la tienda llena todos los días pero no comprará nadie. Prefiero que entren tres personas y compren los tres a que entren tres mil, ¡y sólo compre una!

Lo que realmente importa no es tener más o menos audiencia, si no que estén interesados en tu producto. La microsegmentación entra en juego.

Si yo tengo un podcast de adivinanzas y chistes le va a gustar a mucha gente porque, ¿a quien no le gusta un chiste? El tema es… ¿quién paga por escuchar un chiste?

Cuestión de calidad, no de cantidad.

Imagina que tengo un podcast para profesionales de la radiología, para las cincuenta personas que dirigen el departamento de radiología de un hospital.

Sólo tendré cincuenta oyentes, pero si tu tienes una marca como Siemens o General Electric, que venden aparatos de resonancia magnética que cuestan un millón de euros, probablemente, se quieran anunciar conmigo porque los cincuenta que me escuchan, son las personas que potencialmente están interesadas en su producto.

La monetización es el resultado que hayas enfocado bien tu audiencia. Entonces podrás ofrecer tus propios servicios.

Si sólo tienes cincuenta oyentes, podrás vender potencialmente cincuenta cursos de un determinado tema o cincuenta productos de afiliados relacionados con eso. Cuando tengas cien oyentes, podrás vender el doble.

Si sabes resolver el problema de los primeros cincuenta, los demás, irán llegando.

Balance del 2017 y perspectivas para el 2018
2017 fue un año de consolidación. Me pasaron un montón de cosas buenas, aprendí un muchas cosas y, sobre todo, estreché vínculos con mi audiencia. Para mi, eso es lo más gratificante que hay.

Al 2018 le pido seguir en esta línea, no perder de vista lo que estoy haciendo y, sobre todo, para quién lo estoy haciendo y por qué lo estoy haciendo.

Y luego, atreverme a hacer cosas que aún no he hecho, como los webinars y otras cosas. ¡A ver que tal!

Me siento súper afortunado de tener oyentes como tu, personas que valoran ese trabajo y que yo me siento en deuda porque son los que hacen posible todo esto.

Tener gente como tu que, además está haciendo… porque hay gente casual que te ha escuchado pero, ver como hay gente que pone en práctica las cosas y consigues que pienses o se plantee según que cosas…

Es muy gratificante ver como lo que hago tiene un impacto y personas como tu avanzan y se plantean nuevos retos y van cumpliendo etapas.




RECOMENDACIONES OSCAR FEITO



  • A KILLING ON THE CAPE de ABC News

  • SERIAL de This American Life

  • LIBROS PARA EMPRENDEDORES de Luís Ramos

  • THE SUCCES ACADEMY de Víctor Martín

  • MARKETING ONLINE de Joan Boluda

  • THE LIGHT COACH CHRONICLES de J.T. Coleman

  • TED TALKS DAILY de TED